Archivo

Archive for 6 junio 2010

Bienvenidos

Soy un aficionado al baloncesto durante muchos años. He visto todos los partidos que se daban por la tele, aunque fuera el Villa Melones Verdes – Villa Sandía de Abajo, con la acumulación la manera de ver el baloncesto evolucionó y fui “pillando” ideas y cierta comprensión del juego (lo que se puede simplemente mirando); aunque con una desconexión total de un par de años y una desconexión parcial desde el 2003 o 2004 hasta el 2009 tras la proliferación de jugadores que llegaban a la ACB con grandes alabanzas por sus condiciones atléticas… pero nulas baloncestísticas. Todo era siempre “grandísimo jugador, ¡cómo salta!, ¡cómo corre!, ¡qué músculos!, ¡qué muelles!”, pero no le pidan meter desde más de dos centímetros. Si quisiera ver atletas, vería atletismo, yo sintonizo el baloncesto para ver baloncestistas.

Pues bien, como creé este blog, aunque no tenía intención de publicar nada, sino simplemente porque era requerido para poder comentar en otro, he decidido que para darle un uso,  voy a escribir mis ideas y opiniones sobre el baloncesto a lo largo de la temporada. Había pensado haber empezado antes del mundial de baloncesto que ya ha empezado, pero uno es de naturaleza vaga.

No prometo regularidad de actualizaciones ni nada, sólo que cuando escriba algo espero que sea un texto de calidad mayor que ‘basura’. Y que nos podamos divertir, si es que hay alguien leyendo, claro.

Pero para terminar este mensaje inicial,  hay una nota importante que hacer. En el blog de Juan Manuel Rodríguez (escritor muy sutil que sabe de baloncesto lo suyo, aunque por desgracia escribe muy poco sobre el asunto), en el que me dio por escribir tras reírme un rato leyendo los comentarios de los usuarios en un hilo, bien escrito por su autor, y que es el único blog deportivo que he visitado (no por ningún juicio o prejuicio contra los blogs deportivos, sino porque uno no es muy deportista), en algunas de las discusiones veo alusiones a que es muy fácil criticar desde fuera, que si no se saben los datos internos que tiene el entrenador, que si tal y cual…

Mi respuesta es que un blog dedicado a deportes es ante todo un blog para el ocio y como tal debe entenderse. Y que la diversión de un blog de deportes es de discutir sobre deportes como si uno fuera un profesional o tuviera idea al respecto, es jugar a ser un entrenador o un periodista o un crítico profesional del deporte, todo ha de entenderse  con eso en mente. Claro que es muy fácil hablar desde mi silla sin jugarme nada, claro que no sé todo lo que quien está trabajando en un equipo sabe, que mucho de lo que diga puede estar muy alejado de la realidad por la falta de información importante; pero eso no debe ser un argumento para callarme (o callarnos si alguien más participa), porque es legítimo el juzgar basándose en los datos a la vista, lo que debe hacerse es no perder de vista que existe esa limitación en la información de que dispongo, que no es más que la del espectador, y que por ello todo siempre debe leerse con la perspectiva de ser un juicio más o menos audaz expresado en un ánimo de jugar a ser lo que no se es, y que es sólo limitado a ese espíritu lúdico por el que puedo expresar opiniones en ocasiones muy enérgicas, que cualquier posible falta de respeto en el sentido de “este quiere decir a los profesionales lo que hay que hacer” no es sino una ilusión, y que en realidad soy consciente de eso y de que, si criticase con dureza a Messina, no soy yo quién para de verdad pedirle cuentas ni decir que realmente esté equivocado. Y que si dijera que debería salir del equipo no lo digo creyendo que si alguien del equipo me leyera (¡jaaajaaaajaaaaajaaaa! que alguien del equipo me leyera, esa sí tiene gracia, como que me va a leer siquiera un despistado fan de la Guerra de las Galaxias)  tuviera que hacerlo, o que de verdad estuviera justificado, sino como una afirmación más o menos exagerada de mi poco acuerdo con su trabajo dentro del juego de ser el profesional que no soy, que si tuviera que dar una opinión completamente en serio y que tuviera consecuencias no podría ser otra que “mire, yo no sé todo lo que pasa en el equipo, no puedo decir ni mu, no soy más que un aficionado no tengo nada que decir y nada que pudiera decir merece ser escuchado”. Así pues, esto no debe ser tomado más que como un juego de rol y no tomarse nada a pecho.

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,