Inicio > Competiciones internacionales > Si tuviera equipo y me tocara jugar contra los EEUU…

Si tuviera equipo y me tocara jugar contra los EEUU…

Tras ver algunos partidos de la selección americana, de gran calidad, se me ocurrió que sería un ejercicio entretenido pensar cómo plantearía yo un partido contra los EEUU. Aunque mañana se juega la final contra España, no quiero hacer que esta entrada se plantee como unas ideas específicas sobre ese partido. Aunque la idea general sería, evidentemente, aplicable al partido concreto de mañana, no voy a pensar en términos de tener la plantilla española.

Puestos a que haya algún fragmento en que quisiera pensar en tipos de jugador específico, qué tipo de jugador será mencionado. No creo que sea cuestión tampoco de establecer una plantilla base, típica segçun las selecciones FIBA.

Antes de ponerme manos a la obra, aquí un enlace con propuestas de Alfred Julbe, cuyo paso por el Joventut fue brillante.

Viendo los partidos se ve que la principal característica del equipo americano es la gran anotación que alcanzan, mientras que defensivamente encajan bastante, lo cual creo es motivo de que el artículo enlazado se limite a la defensa. Es lógico, por ello, que el problema principal y más difícil se considere que está en la defensa. Así que será por donde empiece.

– Mi defensa, su ataque

Tal vez lo que más he oído es a los comentaristas hablar de caja y uno sobre Durant. Es una idea bastante desatinada por cuanto supone considerar a Durant como una amenaza muy superior al resto del equipo. Aunque tal fuera el caso, no puede cometerse mayor error que el de considerar que a la selección americana se le para secando a un jugador. Eso funcionaría si el jugador al que se aplica el quinto defensor es la mayor fuente de puntos y el principal talento del rival, no así cuando ese jugador es uno más de entre varios de gran talento. No vale entonces centrarse en uno, porque el resto es capaz de generar todo lo que el elegido pudiera dejar de dar. Con todo, no creo que sea una idea absolutamente exenta de alguna razón.

Antes de justificar lo anterior, observemos una de las grandes fortalezas de este equipo, que no es ni más ni menos que lo que tantos han calificado de su debilidad: el tener sólo un cinco auténtico. En los partidos que les he visto no han estado especialmente vulnerables en el ataque, tal como se ha anunciado que sucedería, siendo precisamente donde más daño han hecho en los partidos contra Argentina, si bien los sudamericanos no son un equipo especialmente reboteador. Lo que sí tienen es un equipo capaz de jugar muy, muy abierto y generar una gran cantidad de espacio por dentro, con lo que hacen las ayudas casi imposibles, por largas. Si se les quiere negar la zona, tendrán la línea de tres sola, si se les niega el triple, tienen un gigantesco hueco dentro. Esto es lo que permite que puedan tirar tantos triples con tan gran acierto. Piensen en negárselos y entonces tendrán una zona abierta que será masacrada con unos contra unos de su cinco o con penetraciones.

¿Cómo intentar negar los triples sin conceder la zona?. Aquí es donde mi idea sería utilizar la caja más uno. Tal vez como fase de una defensa ─ aquí me gustaría incluir un gif animado, pero es mucho trabajo y no lo podría terminar hoy, así que lo dejo pendiente para ponerlo en un comentario (o una nueva entrada) algún otro día ─ en zona 2-3, 3-2 ó 2-1-2. Pero el más uno no se aplicaría a Durant o a Bryant o a X, sino que sería al balón. Un jugador sale a presionar al hombre con balón más allá de la línea de tres, mientras los otros cuatro quedan en una zona comprimida para negar penetraciones y pases bajo el aro. Si pasa el balón, el marcador (asumiendo que el receptor no esté a un paso y pueda llegar él mismo) entra en la zona y otro sale a presionar al receptor. Los grandes tendrán que tratar de estar siempre a los costados del aro y cerrar el rebote.

– Mi ataque, su defensa

Como se ha mencionado, ellos están recibiendo muchos puntos, de siete partidos, cuatro por encima de los ochenta puntos, dos de ellos noventa y tantos. La tentación es decir que su defensa es débil. El problema es que, sin ser una defensa fuerte, parte de esa anotación va acorde con el elevado ritmo que imponen y que han seguido tres de los cuatro equipos que les han metido esos puntos (no pude ver el de Australia, sólo sé que Pedro Martínez se quejaba del ritmo lento de los australianos en Twitter), con lo que su defensa tampoco me parece que sea tan blanda como pueda parecerlo.

Por lo que he visto, su defensa es vulnerable especialmente a la elaboración del juego. Cuando los equipos han tenido paciencia y movido el balón han podido encontrar buenas posiciones de tiro, sin embargo, la defensa americana ha taponado, robado balones e impedido ataques cuando se han intentado hacer rápido. Por tanto, lo esencial en la fase ofensiva es evitar precipitarse y trabajar los sistemas con peciencia, circular el balón y mover su defensa y el pase extra. Y no pretender, si se está empatado, abrir ventajas rápidamente a base de triples, no hay que buscar el triple en cuanto se presente, es mejor seguir la jugada y trabajarse una mejor posición para canasta normal que tirarse cada triple que se presente. Cargaría el juego más sobre el interior. Y trataría, por supuesto, de establecer un ritmo lento al partido, reducir las posesiones, porque con el acierto que muestran, querer ir a quién llega antes a los cien puntos es verles llegar a los ciento cincuenta. Sin embargo, no exactamente básquet-control, ya que pediría aprovechar todas las opciones de contraataque y esperar a los últimos segundos para elaborar una jugada rápida está destinado al fracaso igual que un juego veloz bordeando la precipitación. La jugada debe comenzar inmediatamente, pero sin prisas, sin pretender encontrar la canasta en el segundo pase. Tengamos en cuanta que los americanos siguen regulares cuando abren distancias, lo que significa que no son susceptibles de desconcentrarse y, por tanto, de dormirse con la inactividad del básquet-control. Intentar éste llevaría a pérdidas por robo y nada más.

– Manejo de banquillo

En este apartado final, no hay más que decir que si bien es importante mantener la frescura del equipo todo lo posible, tratando de evitar tener a jugadores importantes demasiado tiempo en pista, sería de todo punto inadmisible el tener a todos los que suponen fuentes principales de anotación en el banquillo en el mismo momento.

Anuncios
  1. TDK
    septiembre 14, 2012 en 2:04 PM

    Ya estoy aquí, que te lo debía. Antes de nada: que sepas que se está montando (Wsmith) un supermanager de EPRV, lo sepas.

    Al lío. Como comenté, creo que contra USA faltó darle una vuelta de tuerca más a la defensa, ya que vista la ingente cantidad de puntos que metimos, creo que poco más en ese apartado se podía hacer. Como ya presentíamos, además.

    Y la vuelta de tuerca, a mi juicio, era una defensa 1-3-1 (sí, soy un pesado, lo sé) pero un tanto atípica. Me explico

    La zona que se planteó (2 arriba y 3 abiertos abajo) fue volada por los aires con dos jugadas muy sencillas. Por un lado, en el momento en que había el más mínimo error de compenetración entre los dos de arriba cuando el balón estaba en la frontal del aro, el jugador con él penetraba y dividía pues NO HABÍA DEFENSOR ASIGNADO. Eran instantes, pero es igual: un primer paso sobre bote explosivo bastaba para montar el cirio, obligando a la ayuda del interior central y, por la defensa hecha, negando la segunda ayuda de un defensor de abajo. Resultado: doblo el balón al poste y canasta bajo aro. Hay una secuencia de Deron Williams haciendo justo eso con SR y Llull de defensores, para posteriormente asistir Love que es brutal. La otra era, si me apuras, de ejecución aún más sencilla. Con 2 de los Lebron, Kobe, Carmelo o Durant en pista, uno se iba al poste bajo, arrastrando al defensor inferior de ese lado consigo (buscaban normalmente a Rudy o similar) y generando un hueco para que otro tirase fácil. Al principio hacían un corte en diagonal de abajo y arriba, pero luego ya, ni eso. Se colocaban abiertos 3 en un lado, el del fondo se arrimaba y hueco creado.

    Por lo tanto, tomando como argumento general válido que necesitamos defender en zona para evitar sus desbordes en individual, resulta que ésas eran las dos cosas a pulir. A mi juicio, eso se evitaba con la 1-3-1 atípica que voy a intentar exponer.

    De normal, la 1-3-1iniciando con el balón en la frontal, al moverse el balón los jugadores mantienen más o menos sus posiciones evitando líneas de pase a sus espaldas que es lo que realmente le hace daño, pero la defensa en sí no se “estira” ni “deforma” en exceso. Bien, yo creo que ése es el problema. En 1-3-1 la clave está en que tú no estructuras la defensa en 2 líneas, como las otras, si no en 2 EJES: uno que debe negar la penetración directa al aro y otro que debe resguardar pases a las espaldas de esos jugadores. La manera por tanto de atacar la 1-3-1 es con “diagonales” rápidas entre los ejes, colocando un hombre en la zona “muerta” que siempre debe dejarse. Es decir, la teoría es la misma que atacando otra zona.

    Sin embargo, contra USA, debido a que no están acostumbrados a jugar contra zonas, esto no debería preocuparte, si no ejercer casi una defensa de “zona+1” sobre el hombre que porte el balón en cada instante. Para conseguir eso, yo considero que la 1-3-1 debe “pivotar” de manera que un eje impida la penetración directa a canasta y el otro (más o menos perpendicular) defienda pases a las espaldas del mismo. Los problemas a esto son dos claros, y más que habrá. Por un lado, que al moverse el balón ¿cómo consiguen esto los jugadores?Obviamente o desplazándose O INTERCAMBIANDO LAS POSICIONES. Y por el otro, si el balón llega a una esquina, ¿cómo haces? Nuevamente la idea es intercambiar posiciones para intentar mantener la filosofía y convertir esa situación en algo ventajoso.

    Voy a intentar explicar cómo solventaría yo el primer problema. El balón va a una “diagonal” en la zona de la línea de 3. La defensa por lo tanto se adapta, ¿cómo? el exterior del eje “transversal” iría al balón, el hombre “central” más o menos mantendría la posición y, en torno a él, los otros 3 jugadores giran en el sentido marcado por el primer jugador para volver a conformar la defensa con un eje balón-canasta y otro perpendicular. Lástima de gráficos…

    En el caso extremo de balón, viniendo de la situación anterior, a la esquina (un balón directamente a la esquina o la línea de fondo no lo contemplo, porque es lo que esta defensa NO DEBE PERMITIR), la idea sería que de nuevo, el exterior de ese extremo va al balón, permite un pequeño hueco en la línea de fondo y el resto de jugadores cierran líneas de pase. Como digo, lástima de gráficos.

    Como ves, es algo enrevesado que precisaría de dibujitos, pero creo que el concepto se entiende…

  2. septiembre 14, 2012 en 5:11 PM

    Sí, se entiende. Y me gusta mucho la idea. Gran protección de las inmediaciones del aro, tal como lo imagino, y les obligaría a forzar la velocidad de pases, tendrían muchos errores. Mucho mejor que mi idea, desde luego.

  3. septiembre 15, 2012 en 8:53 PM

    Gran comentario @TDK, más bien comentario para un clinic de baloncesto en toda regla. La explicación es magnifica y me tiendo a pensar igual que tú, que viendo el aluvión de puntos de ese partido se tendría que haber dado una vuelta de tuerca más en defensa y no a intentar meter dos más que los americanos puesto que eso era practicamente imposible.
    La defensa comentada es excelente para forzar los fallos del rival y como es conocido o sabido las defensas zonales son atacadas en muchas ocasiones desde las esquinas puesto que las zonas más difíciles de defender, pero en el caso de la 1-3-1 es como meterse en una ratonera puesto que una de sus características son los 2×1 en esa zona del campo. Además siendo un poco arriesgado este apunte por mi parte, se puede subir un poco más líneas e intentar ahogar aún más al rival, a imagen y semejanza del Barça de Aíto que la practicaba mucho.
    Otro aspecto fundamental para este tipo de defensa es que se necesitan jugadores muy activos para realizarla y he ahí el quid de la cuestión con un ejemplo/pregunta ¿hubiera sacrificado Scariolo a uno de los Gasols, o mejor dicho a Marc para poder a Ibaka muchos minutos para esta defensa?
    Un saludo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: